Por su apariencia, este chico fue abandonado desde que nació, pero hoy en día es todo un héroe

Aunque ésta se trata de una increíble historia de superación y aceptación, el comienzo de ésta no podría ser más triste.

Pues cuando Jono Lancaster nació, sus padres tomaron la trascendental decisión de abandonarlo. ¿El motivo? Vieron que su cara estaba deformada y optaron por no ser sus padres.

Jono padece una rara enfermedad llamada Síndrome de Treacher Collins que hace que los huesos de su rostro y tejidos subyacentes tengan una apariencia deforme. El síndrome también le afecta en el aparato respiratorio y visual.

Por su apariencia, este chico fue abandonado desde que nació, pero hoy en día es todo un héroe

Por su apariencia, este chico fue abandonado desde que nació, pero hoy en día es todo un héroe

Por su apariencia, este chico fue abandonado desde que nació, pero hoy en día es todo un héroe

Por su apariencia, este chico fue abandonado desde que nació, pero hoy en día es todo un héroe

Debido a la deformidad, la infancia de Jono fue especialmente dura ya que fue rechazado por muchos niños que se reían de él y le señalaban por ser distinto.

Sin embargo, con los años Jon ha aprendido a aceptarse y a quererse a sí mismo tal y como es, y quiere ayudar a todos los niños que como él sufren esta rara enfermedad. Un claro ejemplo de por qué la belleza se lleva en el interior y no en el exterior.

Click below to share
Loading...