No podía ver la ecografía de su bebé, así que su ginecólogo la sorprendió con una impresión en 3D

Tatiana Guerra es una mujer embarazada de 30 años. Algo característico en ella es que a los 17 años perdió la visión, de modo que desde entonces tiene que apreciar el mundo a través de sus otros cuatro sentidos.

Cuando fue a realizarse el último ultrasonido en la consulta de su ginecólogo, Tatiana le preguntó al Dr. David que cómo era su pequeño, ya que obviamente ella todavía tendría que esperar unas semanas más para descubrirlo.

La sorpresa vino cuando el doctor le alcanzó una reproducción impresa en 3D de su pequeño hijo Murilo. La idea fue de la empresa de pañales Huggies, que utilizó esta tecnología para transformar las imágenes de la carita del bebé sacadas durante el ultrasonido con el fin de crear una escultura.

Tatiana se muestra emocionada y encantada al poder conocer a su hijo antes de que éste nazca, pues sin la ayuda de Huggies y del doctor, esto no habría sido posible. Seguro que ahora el tiempo que le queda de embarazo se le hará más llevadero.

Click below to share
Loading...