Lo llamaban “El pequeño Hércules”, pero hoy es un adulto y tiene una historia para contar

Richard Sandrak no es famoso por cantar o por ser actor, sino por ser el más fuerte del mundo. Y dirás, ¿y qué merito tiene eso? Pues que es un chico que a sus 7 años de edad tenía una musculatura espectacular, sobre todo para un niño de esa edad. Y fue nombrado como el niño más fuerte del mundo con 11 años.

A los 2 años de edad comenzó a entrenar en el gimnasio junto con su padre donde a Richard le llaman “El pequeño Hércules”. Y desde entonces ha estado entrenándose hasta los 23 años que tiene.

Su vida fue un poco dura para un niño de su edad. Tenía muchas reglas, entre otras, relacionadas con la alimentación. No tenía permitido comer comida basura, sólo podría comer aquellas que su padre quería para tener control en su entrenamiento. Por si fuera poco, tenía prohibido tener juguetes o socializar con niños de su edad.

Pero todo eso cambió cuando su padre entró en prisión por maltratar a su madre. La custodia del niño quedó a cargo de la madre, que ella sí que le dejaba comportarse como un niño normal.

Lo llamaban "El pequeño Hércules", pero hoy es un adulto y tiene una historia para contar

Actualmente, el pequeño Hércules ya es mayor y sigue entrenando pero más moderadamente. Su padre ha recibido muchas críticas por haber sometido a su hijo a esta rutina de entrenamiento y las estrictas normas que no son normales en niños de esa edad. Ahora, al ser mayor podrá elegir lo que mejor le convenga.

Click below to share
Loading...