Estas son algunas de las cosas que hace un bebé para llamar la atención de su madre

Los bebés son realmente sensibles a las emociones y a la reactividad de las interacciones sociales que les llegan del mundo que les rodea. Antiguamente, se pensaba que los bebés no podían interactuar socialmente.

El experimento que se realiza en el vídeo nos muestra claramente que esto no es verdad, que los niños recién nacidos sí que interactúan. Y si no, mirar el caso de este bebé de solo 1 año de edad.

Lo primero que se le propone a la madre es que interactúe con él, que juegue con él, que lo salude y le diga cosas. El bebé, como es de esperar, le contesta como él sabe puesto que no sabe hablar aún, pero señala algunas cosas que le llaman la atención, sonríe cuando le dice cosas, etc. Trabajan para coordinar las emociones y sus intenciones, que es lo que el bebé está acostumbrado.

A continuación, se le pide a la madre que no haga caso del bebé por un momento. Pero el bebé se da cuenta en seguida de que algo ha pasado y quiere intentar recuperar a su madre. Para eso, el bebé llama su atención de muchas maneras: señala, grita, llora… No entiende por qué su madre ha dejado de interactuar con él de la forma en que lo hacía antes. Él siente las emociones negativas y la tensión del momento.

Este vídeo nos da la oportunidad de reflexionar sobre las emociones negativas que transmitimos a nuestros hijos. Y es que no sólo ocurre con los bebés, sino también con niños un poco más mayores. Tu forma de actuar y tus estados de ánimo, ellos lo sienten y saben cuándo estás mal o cuando hay algo que no es normal. Y tú, ¿qué conclusiones sacas de este vídeo?

Click below to share
Loading...