Él levantó la mano cada vez veía a alguien en la calle, esto fue lo que consiguió

Por las calles de la ciudad se grabó este experimento de los amigos de Mensajeros Urbanos. Su objetivo es muy simple: conseguir las sonrisas de muchos desconocidos.

La mejor forma que encontraron fue decir “Give me five” (dame esos cinco ó chócala). Y así, se pusieron en marcha a repartir “Give me five” con todo el que quisiera. Desde niños hasta adultos, jóvenes, policías, y personas de todos los estilos compartieron la alegría de dar un sonrisa frente a todos.

Alegrarse no es tan difícil y sonreír le hace mucho bien a todos. Algunas veces las personas están tan encerradas en sus propios problemas y en su mundo, que no se fijan en todas las bendiciones que tienen a su alrededor. Siempre habrán problemas y cosas por resolver, no se pueden controlar todas las situaciones, solo puedes controlar cómo reaccionas ante la vida.

Ánimo, hoy es un hermoso día para estar feliz.

Click below to share
Loading...