Ecografías 4D muestran cómo sufre un feto cuando su madre fuma

Varios investigadores de la Durham University – en el Reino Unido – se han propuesto concienciar a las mujeres fumadoras, para que se decidan a abandonar este hábito tan perjudicial al menos durante el período de gestación.

Este estudio fue llevado a cabo bajo la supervisión de la Doctora Nadja Reissland, y se basó en 20 embarazadas del James Cook University Hospital. Entre dichas mujeres, cuatro de ellas fumaban diariamente un promedio de 14 cigarros.

Por medio de ecografías en 4D, los investigadores descubrieron que los fetos de las madres fumadoras tendían a fruncir más el ceño, realizar más muecas con la boca y frotarse la carita en exceso; mucho más que los de las madres no fumadoras. Pero a medida de que el feto se va desarrollando, estas reacciones dejan de ser tan evidentes; algo que podría indicar cómo el tabaco retrasa el desarrollo del sistema nervioso de los bebés nonatos.

Pero por si esto no fuera poco, fumar durante el embarazo también supone otros riesgos, como la mayor probabilidad de un parto prematuro, futuros problemas respiratorios por parte del bebé, e incluso el peligro por muerte súbita.

Click below to share
Loading...