Cosas que nos hacen replantearnos la buena suerte que tenemos

Hay momentos en nuestra vida en los que un casi insignificante detalle puede significar la aparición de un problema de grandes proporciones o bien de un suspiro de alivio ante lo que podía haber ocurrido. Asimismo, hay momentos en los que agradecemos nuestra suerte más allá de lo que nosotros mismos podemos imaginar.

Es el caso de los momentos que os brindamos a continuación, que ya sea por una razón o por otra nos sacan una sonrisa o una carcajada sólo de pensar en lo que podría haber ocurrido, o nos sorprenden gratamente porque no mucha gente ha tenido la suerte que has tenido tú.

Como por ejemplo cuando tu hermano tiene una bolsa de caramelos y sólo te ofrece uno pero cuando metes la mano en la bolsa sacas cinco caramelos pegados. ¿Acaso no es un momento maravilloso?

Cosas que nos hacen replantearnos la buena suerte que tenemos

O cuando vas andando rápidamente sin mirar al suelo, llegas a tu destino y descubres para tu sorpresa un clavo de 20 centímetros que atraviesa la suela de tu zapato en diagonal sin rozarte el pie ni siquiera un milímetro.

Cosas que nos hacen replantearnos la buena suerte que tenemos

¿Cuántas veces se nos han caído las llaves del coche o de casa en lugares poco accesibles? Pues el caso extremo es cuando se caen en una alcantarilla y se quedan sujetadas milagrosamente en la tapa de la alcantarilla.

Cosas que nos hacen replantearnos la buena suerte que tenemos

¿Y qué te parece salir un día de casa dispuesto a sacar el coche del aparcamiento y encontrarte con un árbol caído justo bordeando el maletero de tu coche? Eso sí que es buena suerte.

Cosas que nos hacen replantearnos la buena suerte que tenemos

¿Y cuando estás tranquilamente paseando por la calle pensando en tus cosas, echas una mirada al suelo y descubres un precioso papel arrugado con las caras de antiguos presidentes tatuados en él? En otras palabras, dinero.

Cosas que nos hacen replantearnos la buena suerte que tenemos

Todas estas situaciones y muchas más nos ocurren día a día aunque no seamos conscientes de ello. Y vosotros, ¿os ha ocurrido últimamente algo parecido?

Click below to share
Loading...